SU COMPRA

Ver total

Historia

Los Del Puerto somos una familia con amor por comer bien desde siempre. Nuestros padres montaron ya hace más de 50 años la marisquería Del Puerto en el barrio del Pilar y allí, los hermanos, trabajamos desde jóvenes en el negocio familiar. Lo hemos hecho siempre así, con pasión por los demás y por dar siempre el mejor producto.

Corría el año 1987 cuando pensamos que era hora de dar un paso más allá y decidimos montar el primer ‘Doble’, un local pequeñito en la calle Ponzano 58. Allí ya no solo vendíamos marisco, también empezamos a vender conservas y algunas raciones. Y, sobre todo, nos obsesionamos con tirar el doble perfecto. Esa fue nuestra casilla de salida y fue tal éxito que en tres años, en 1990, decidimos ir a por todas y abrimos El Doble en la calle José Abascal 16.



En un local mucho más grande seguimos haciendo lo que mejor se nos daba: atender a nuestros clientes, ofrecerles las mejores conservas, traerles el marisco de siempre y servir muchos (pero muchos) dobles.

Lo que más nos ha gustado desde el principio es la gente, clientes que se vuelven amigos, que confían en nosotros y a los que les debemos todo lo que somos. Por eso, seguiremos trabajando para hacer de cada visita al Doble un recuerdo, un aperitivo de los buenos, y una anécdota que contar.

Manifesto/filosofía

En El Doble tenemos una pasión: la calidad del producto. Todas nuestras conservas son nacionales. Viajamos cada año hasta Galicia a visitar a los mejores proveedores y tenemos una línea de productos propios gracias a una relación de años.

Entendemos el aperitivo como un momento sagrado en el que te reúnes con tu gente, en el que empieza el día o la noche. Siempre es preludio de algo más.

Las patatas fritas justo en el punto, los langostinos recién traídos, los boquerones en vinagre, una lata de mejillones y un buen doble. Con eso no sabemos si salvaremos el mundo, pero desde luego que el día se convierte en un poquito mejor. Y nosotros creemos que la magia está en esos ratos, en las pequeñas cosas.

El cocinero: David Quevedo




Nuestro chef David Quevedo empezó su andadura en el Olivo, a las órdenes de Jean Pierre Vandell y Andrés Madrigal, y ha pasado también por restaurantes como Montana o Honky Tonk en Madrid. Su especialidad en cocina tradicional la desarrolló también como co-propietario de El Hábito, un restaurante ubicado en un convento en la La Granja de San Ildefonso.

Con una trayectoria de más de 30 años en los fogones, ahora Quevedo desprende su arte en El Doble, con recetas perfectas para una noche de tapas. Nos trae platos clásicos que harán de cualquier comida o cena el picoteo perfecto: albóndigas con su salsa, una ensaladilla fresquita, croquetas o una ración de carrillera.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Acepto las cookies de este sitio Continuar.